ClickCease

¿Afecta la privacidad de WHOIS al SEO?

Google y otros motores de búsqueda utilizan una gran cantidad de factores para determinar la calidad de un sitio web. ¿Es el WHOIS uno de ellos?

Ofrecer las páginas de mayor calidad entre todas las posibles: ese es el objetivo de todos los buscadores en Internet. En parte, la calidad de un sitio web viene determinada por el hecho de que un usuario pueda confiar en la información que ésta proporciona. Google detecta desde hace algún tiempo si una página incluye datos de contactos e incluso apartados como los Términos y Condiciones Generales de un sitio web. Estos datos ayudan al buscador a detectar páginas con fines fraudulentos.

Google ha puesto de manifiesto desde hace unos meses su apuesta por conseguir una Internet más segura incluyendo la utilización de certificados SSL como un criterio para determinar la calidad de un sitio web. Es lógico que muchos se pregunten si utilizar un WHOIS privado (un servicio que sustituye los datos reales del propietario del dominio por los de la empresa que ofrece este producto) puede ser considerado por los buscadores como indicio de que un sitio puede ser fraudulento y afectar al posicionamiento de una web.

Durante un tiempo, Google consideró el registro mediante un WHOIS privado como una indicación de que el propietario del sitio intenta eludir responsabilidades. Sin embargo, los spammers generalmente no esconden los datos de registro sino que utilizan datos falsos. Por ese motivo, parece que Google ha descartado parcialmente este criterio como indicador de si una web es fraudulenta. Matt Cuts, responsable del departamento anti-spam de Google, declaraba lo siguiente al respecto:

“…Cuando revisábamos el WHOIS , todos tenían servicios de protección de WHOIS asignados. Eso es relativamente inusual… Tener el servicio de privacidad de WHOIS activado no es automáticamente malo, pero una vez que tienes varios de estos factores juntos, a menudo estás tratando con un webmaster de un tipo muy diferente al que sólo tiene un sitio web o dos.”

Siguiendo este comentario, es posible deducir que utilizar un WHOIS privado sólo afecta al posicionamiento en buscadores si va acompañado de otros factores que hagan dudar de la legitimidad del sitio web.

Más allá de las decisiones de Google, ICANN (la entidad encargada de gestionar el sistema de dominios) exige que los datos asociados al dominio sean correctos por lo que es mucho más recomendable utilizar nuestros datos que los de un tercero.