ClickCease

¿Qué es Google Ads?

Google Ads es la plataforma de publicidad de Google. A través de ella puedes crear y publicar anuncios tanto a través del buscador como de otros sitios asociados a Google.

Seguro que alguna vez te has fijado en los anuncios que aparecen al principio en los resultados de tus búsquedas en Google. Como mínimo les habrás echado un vistazo y te habrás preguntado algunas cosas… ¿Cuánto costarán estos anuncios? ¿Son efectivos? ¿Cómo se crean? ¿Algo así le vendría bien a mi negocio? Si tienes un negocio digital o una empresa y quieres aprovechar Internet para que tu producto o servicio llegue a más personas Google Ads es un buen lugar para empezar.

Resultados Google Ads

Google Ads (cuyo nombre original era “Google Adwords”) es la solución de Google para rentabilizar su motor de búsqueda mediante la publicidad. Cada vez que un usuario realiza una búsqueda, Google ofrece a los anunciantes la opción de mostrar sus anuncios a cambio de pagar una cantidad de dinero por cada clic recibido.

Lo novedoso e interesante de Google como canal publicitario consiste en que permite mostrar nuestros anuncios solo a aquellas personas que buscan algo relacionado con los productos o servicios que deseamos anunciar. Este tipo de publicidad se conoce como “publicidad contextual”, ya que varía en función del contexto del usuario. Es decir, en lugar de mostrar los mismos anuncios a todo el mundo, Google muestra una publicidad distinta para cada búsqueda y para cada perfil de usuario.

¿Qué es el pago por clic?

Google Adwords pronto se convirtió en una las principales plataformas publicitarias de pago por clic o PPC. El pago por clic se trata de un modelo publicitario que permite a los anunciantes pagar solo cuando alguien hace clic en sus anuncios o, lo que es lo mismo, por cada visita que reciben en su página web.

El modelo del pago por clic se ha vuelto cada vez más sofisticado con el tiempo. En la actualidad, Google Ads ofrece otros modelosde pago para la publicidad distribuida a través de su plataforma. Algunos de los más habituales son:

  • Coste por clic (CPC): el anunciante paga cuando los usuarios hacen clic en sus anuncios.
  • Coste por mil impresiones (CPM) : el anunciante paga una cantidad por cada mil impresiones de su anuncio.
  • Coste por adquisición (CPA): el anunciante paga cuando alcanza alguno de los objetivos establecidos para el anuncio (realizar una venta, obtener un posible cliente, descargar una aplicación, etc.).

La publicidad PPC es un modelo ampliamente utilizado en el mundo del marketing digital porque, aparte de permitirte pagar solo por resultados reales, te da la posibilidad de optimizar tus campañas, de segmentarlas y de ajustar el presupuesto que quieres gastar en anunciar tu negocio.

Los efectos del pago por clic sobre la publicidad online

El modelo de pago por clic ha tenido un profundo efecto en la forma de entender la publicidad y sobre el marketing digital en particular. El hecho de nacer como un modelo publicitario basado en unas métricas concretas (como los clics recibidos) ha provocado que la evolución de Google Ads (y de otras plataformas publicitarias similares) siempre haya ido profundamente ligada a una capacidad cada vez mayor de medir y evaluar los resultados de la inversión en publicidad.

En los últimos años, gracias al refinamiento de sus algoritmos y a la introducción de los sistemas de inteligencia artificial, Google ha ido reemplazando sus modelos de pago de clic por otros más cercanos a las métricas de negocio suelen utilizar a los anunciantes. De esa forma, los sistemas de Google, si bien todavía siguen basándose principalmente en el modelo de pago por clic, se centran actualmente mucho más en alcanzar los objetivos de rentabilidad o coste de adquisición de cliente definidos previamente por el anunciante. Los objetivos de rentabilidad se definen en función a una métrica conocida como ROAS o Return on Ad Spend (retorno de la inversión publicitaria). Es decir, los ingresos que generamos por cada $1 dólar que invertimos en publicidad. En cambio, los costes de adquisición de cliente se definen mediante el CPA (coste por adquisición) que ya hemos definido más arriba.

¿Qué es Google Ads y cómo funciona ?

Google Ads es la plataforma publicitaria que te ofrece Google para que tu marca aparezca en las primeras posiciones de búsqueda sin que necesidad de tener implementar una compleja estrategia de SEO (posicionamiento en buscadores) para tu web.

Conseguir un buen posicionamiento orgánico en los resultados del buscador puede convertirse en una tarea titánica. Llegar a posicionarse en la primera página de resultados de Google puede requerir meses de esfuerzo antes de empezar a ver resultados y sin que tengamos ninguna garantía de conseguir nuestro objetivo.

Mediante su sistema de pago, Google Ads ofrece un atajo que nos permite dar visibilidad a nuestro sitio web mucho más rápidamente. Cada vez que una persona realiza una búsqueda en Google, Google Ads realiza una subasta entre los anuncios que concuerdan con dicha búsqueda. Pero al contrario que otras subastas, el mejor lugar no se asigna necesariamente al mejor postor, sino que se adjudica mediante una combinación de lo que el anunciante está dispuesto a pagar (la puja) y la relevancia del anuncio para una determinada búsqueda.

¿Dónde se muestran los anuncios?

Los anuncios de Google Ads se suelen mostrar al principio y al final de los resultados de búsqueda, aunque Google actualmente dispone de una gran variedad de canales publicitarios. Además de los resultados de búsqueda convencionales, la publicidad de Google Ads también puede aparecer en Google Shopping (el motor de búsqueda de compra de Google) Youtube, Google Play, Google Maps, Google Imágenes, etc.

Y ahí no queda todo. Google cuenta con una red de partners que amplían la cobertura de tus anuncios, con lo que la cantidad de personas a las que puedes llegar es enorme.

¿Para qué sirve Google Ads?

Google Ads sirve para promocionar cualquier marca, producto o servicio a través de la red de Google y sus partners de publicidad. En otras palabras, sirve para aumentar tu presencia en Internet y conectar con tu audiencia potencial, tus clientes y el público que está realmente interesado en lo que tú puedes ofrecerles.

Con Google Ads puedes conseguir más clientes para tu negocio y también dar más notoriedad a cualquier tipo de proyecto. Además de eso, los formatos de imagen y vídeo permiten promover tu marca y tus productos y, de esa forma, permitir que tus clientes potenciales se familiaricen y confíen más en tu empresa o proyecto.

¿Tu proyecto se encuentra en una fase inicial? Puedes usar Google Ads para conseguir tráfico o suscriptores e incluso para estudiar la viabilidad de tus productos o servicios. Esta estrategia te resultará infinitamente útil como emprendedor/a o como empresaria/o que investiga nuevos campos, ya que comprobarás con datos reales si la gente está interesada en lo que ofreces. Y si no les interesa, al menos habrás ahorrado mucho tiempo y dinero.

Ventajas de Google Ads sobre el posicionamiento orgánico

Ante la pregunta “¿es mejor apostar por Google Ads o invertir esfuerzo en obtener posicionamiento natural en buscadores, sin tener que pagar?”, la respuesta es “las dos”. Obviamente, cuanta más visibilidad, mayores oportunidades tendremos de conectar con nuestra audiencia. Por otra parte, ambos canales, de pago y orgánico, tienen características distintas y cada uno de ellos ofrece ventajas específicas.

“De pago” no siempre significa más caro

La ventaja más obvia del posicionamiento orgánico es que es gratuito o, mejor dicho, los clics que obtenemos a través de los resultados de búsqueda “naturales” no cuestan dinero. Sin embargo, obtener posiciones altas en buscadores tienen un coste: el tiempo y el esfuerzo requeridos para que nuestro sitio web alcance un ranking suficientemente elevado como para generar visitas. Cuanto más competencia exista en nuestro sector, más tendremos que trabajar para obtener algún resultado y, aun así, es posible que no alcancemos nuestro objetivo. Existen muchos factores que no controlamos: el propio algoritmo de Google, nuestros competidores, etc. Eso sí, cuando conseguimos un buen posicionamiento nos aseguramos un cierto nivel de tráfico a nuestro sitio y, si bien es necesario seguir trabajando para mantener un ranking, el esfuerzo es menor que cuando intentamos posicionar desde cero.

Mayor control sobre el riesgo que asumimos

En Google Ads cada clic nos cuesta dinero, pero en esta ocasión en lugar de apostar por una estrategia de resultado incierto, estamos pagando por visitas a nuestro sitio web. Una vez que un usuario llega a él, somos nosotros quiénes controlamos qué ofrecemos a nuestros usuarios con el fin de obtener los resultados deseados. Es así como conseguimos un mayor control sobre nuestra inversión y el riesgo que asumimos. La publicidad nos garantiza visitas con las que podemos trabajar para que nuestra inversión resulte rentable y nos permite decidir qué mensajes queremos anunciar y también a quién deseamos dirigirnos y cuál es el mejor momento para hacerlo. Con las decisiones correctas y el trabajo adecuado, la publicidad dejará de costarnos dinero y nos permitirá ganarlo.

Visibilidad a dos velocidades

La velocidad es otra de las grandes ventajas de Google Ads sobre el posicionamiento orgánico. En el mundo del SEO (optimización para posicionamiento en buscadores) es habitual trabajar con plazos de 3 o 6 meses y, en ocasiones, hasta un año de antelación. Este periodo, por más exagerado que pueda parecer, es el tiempo que tardan en verse reflejados los resultados del trabajo de posicionamiento en buscadores. En cambio, crear un anuncio a través de Google Ads requiere apenas unos minutos y nos garantiza visitas inmediatas.

Google Ads nos permite obtener información para aprender a mejorar nuestro proyecto

Pero Google Ads nos ofrece algo todavía mucho más importante que acceso rápido a clientes o usuarias/os. Google Ads, y otras plataformas similares, nos ofrecen sobre todo información. Sea cual sea nuestro objetivo, los datos a los que nos permite acceder Google Ads son de un valor inestimable para alcanzarlo. Más allá de revelar qué términos o palabras clave son las que generan más tráfico, ventas, etc., Google Ads te permite descubrir cómo presentar de forma efectiva tus servicios y también qué perfiles de usuarios están más interesados en tus productos. Esta información te permitirá afinar el contenido de tu web o negocio físico y puede resultar enormemente útil para planificar tu estrategia de buscadores al proporcionarte de antemano información acerca de los términos de búsqueda más relevantes para tu proyecto.

Si estamos lanzando un producto, negocio o cualquier otro de proyecto, una práctica habitual consiste en lanzar una pequeña campaña de anuncios con el fin de analizar si el comportamiento de los clientes potenciales concuerda con nuestras expectativas. Los datos que nos ofrece Google Ads nos permiten posteriormente ajustar nuestro producto y servicio para poder comercializarlo de forma más efectiva.

Es más fácil poner tus campañas en marcha

Un aspecto que se tiende a obviar a la hora de comparar las ventajas de anunciarse a través de Google Ads frente optimizar tu sitio para obtener posiciones altas en los buscadores es la complejidad de cada una de estas estrategias. Como decíamos anteriormente, es perfectamente posible crear una cuenta en Google Ads y empezar a publicar anuncios en menos de media hora. En cambio la complejidad para obtener un buen posicionamiento para un determinado término de búsqueda crece de forma exponencial en función de la popularidad del mismo. Alcanzar una posición alta en Google requiere trabajar en múltiples factores dentro y fuera de nuestra web: su estructura, contenido, facilidad de uso y también la reputación de la misma en la Red.

La complejidad de gestionar campañas en Google Ads también puede aumentar a medida que (tanto nosotros como nuestra competencia) aprendemos a utilizar mejor las herramientas y la información que Google nos proporciona. Sin embargo, la velocidad de aprendizaje para gestionar campañas publicidad de buscadores es mucho mayor a la de la utilización de técnicas de SEO. En primer lugar, Google tiene mucho interés en atraer el mayor número posible de anunciantes y hace lo posible para facilitar la entrada de nuevos usuarios a su plataforma. Pero además, la información que obtenemos a través de Google Ads es mucho más detallada y llega con mucha más velocidad. Eso nos da más herramientas para descubrir qué funciona y obtener mejores resultados con más celeridad.

La importancia de ser visto

En el pasado, obtener una de las tres primeras posiciones en Google era una garantía para obtener la mayor parte de las visitas que generaba una determinada palabra clave. Con el tiempo, con el objetivo de incrementar sus beneficios, Google ha ido incrementando el espacio destinado a la publicidad.

En la actualidad, cuando realizamos una búsqueda, descubriremos con frecuencia que la mitad (cuando no más) de la pantalla que es visible antes de hacer scroll (la parte conocida como above de fold) está ocupada por anuncios y que el primer resultado aparece a partir del quinto lugar. Este hecho ha disminuido drásticamente el potencial de los resultados orgánicos para generar visitas y aún más con la tendencia de Google a difuminar cada vez más los elementos distintivos de la publicidad. Tanto es así que según algunas estimaciones entre un 30% y un 50% de los usuarios, son incapaces de distinguir la publicidad de los resultados de búsqueda orgánicos.

Prácticamente idénticos: anuncio de Google Ads versus resultado orgánico.

Mediante estos cambios, Google ha ido “forzando” cada vez a más empresas a formar parte de su plataforma publicitaria. A diferencia del pasado, los resultados orgánicos suponen una fracción de la visibilidad total que podemos obtener a través de Google. Por ese motivo, para la mayoría de negocios anunciarse a través de Google Ads se ha convertido más en una necesidad que una opción. Su reto, conseguir que la inversión en publicidad resulte rentable.

¿Te ha sido útil? Comparte